Cómo implementar el diseño de facturas en tu negocio

En este artículo te mostraremos:

  • Por qué deberías invertir en el diseño de sus facturas

  • Cómo puedes crear facturas personalizadas

  • Herramientas para conseguir un buen diseño de facturas

  • Consejos para el diseño de facturas


Antes de empezar, es importante aclarar que el diseño de facturas no es únicamente para aquellos autónomos y empresas con un claro interés por lo visual. Aquí participan todos.

Diseño no es solo grandes y bonitos logos, sino también el hecho de que el importe total esté destacado con una fuente más grande o en negrita. Es decir, el diseño de facturas es usar las herramientas visuales a tu disposición para hacer de ese trozo de papel algo memorable.

La importancia de desarrollar el diseño de tus facturas

El diseño puede usarse con muchos fines pero todos convergen en un resultado común: contar una historia que sea fácil de recordar. Y, efectivamente, la piedra angular de un negocio es su habilidad de ser recordado.

Si estás pensando en invertir en diseño en su negocio, no es necesario que actualices tu página web, hagas una remodelación de tu local y cambies el letrero de la entrada. E incluso si tu negocio no es físico, ciertos aspectos de él lo son: tú, tus emails e incluso tus facturas.

Empezando por estas últimas, es importante que tengas en mente que la factura representa la transacción mantenida con tu cliente. Y es con esa factura con la que puedes contar una historia a tus clientes y que tu marca sea recordada.

Invertir en el diseño de facturas te permitirá ganar en imagen de marca. De esta manera, podrás diferenciarte de la competencia y dejar una imprenta en la mente de tus consumidores que añade un valor extra al de tus productos o servicios.

Este valor extra proporcionado por las facturas personalizadas se traduce en un activo intangible. Por poner un ejemplo, Apple o Coca Cola no solo venden un producto, sino un estilo de vida con él.

Cómo diseñar facturas que conquisten a tu cliente

Al crear una factura, uno siempre es consciente de que hay ciertos datos que siempre son más relevantes: el precio de los artículos, el importe final o el nombre de la empresa emisora.

En ese caso, lo correcto es destacarlos para atraer la atención a ellos. El precio y el importe cumplen una función informativa. El nombre de la empresa y el logo, sin embargo, cumplen una función comercial.

Por tanto, en esta dinámica es importante personalizar la factura a enviar. Se puede añadir un logo que incluya el nombre de la marca. Si se incluye en la parte superior derecha, las posibilidades de que lo vean es mayor.

Además, puedes añadir algún mensaje personalizado para recordar al cliente que realizó una compra en tu establecimiento. Así, ellos se sentirán apreciados y tu marca resonará con más fuerza por la personalización de las facturas.

Finalmente, puedes transmitir un aspecto profesional al tiempo que aportas un toque personal al diseñar las facturas. Podrás plasmar lo que tu negocio representa y, además, que las facturas luzcan como siempre quisiste.

La decisión de qué imagen quieres dar está en tus manos. Cuando cobres a tus clientes les puedes entregar un simple documento o una factura que les recuerde a si compraran a una gran multinacional.

Un programa de facturación para el diseño de facturas

Este interés por desarrollar la marca, nos lleva a cómo hacerlo y con qué herramientas. Tienes a tu disposición una cantidad de programas, tanto de diseño gráfico, como de maquetación o creación de texto.

Sin embargo, lo recomendable es un programa de facturación. Están preparados para crear facturas y, por tanto, suelen incluir un diseñador de facturas que te permitirán adaptar la imagen de tu factura a tus necesidades.

La mayoría de programas de facturación permiten no solo adaptar el diseño de tus facturas, sino que vienen con distintas plantillas prediseñadas que pueden usarse como base para empezar.

Además, permiten guardar distintos diseños que pueden usarse para distintas ocasiones, como una campaña promocional.

Un par de consejos a la hora de diseñar facturas

El mayor problema que puedes tener a la hora de crear facturas es transmitir tu marca en el nuevo diseño. Por tanto, es preferible empezar por algo sencillo.

No complicarse demasiado es la mejor manera para no equivocarse. Es preferible que tu factura esté un poco vacía a que esté abarrotada de colores y formas.

Asimismo, es recomendable estudiar la marca y no optar por tus colores favoritos, sino aquellos que pueden asociarse al logo o al tipo de negocio que tienes.

El diseño de facturas en Debitoor y el cobro con SumUp

Es probable que si has seguido las últimas noticias sobre SumUp hayas visto que ahora es posible integrar su lector de tarjetas con el programa de facturación Debitoor.

Éste te permite crear facturas y cobrarlas con SumUp. Por tanto, no solo podrás facturar a tus clientes de una forma sencilla, sino también personalizar el diseño de tus facturas.

Adquirirán un aspecto único que te hará diferenciarte de la competencia y dar a tu negocio una renovada imagen de marca.


Resumen

Invertir en el diseño de facturas solo tomará tiempo no dinero y tu negocio ganará en imagen de marca. Esto es un activo intangible pero con gran valor a largo plazo.

Con un buen diseño aportarás una imagen más profesional, que resonará en tus clientes y hará que estos te recuerden. Recuerda que un programa de facturación te puede ayudar a conseguir este objetivo.

Crea y envía facturas en menos de un minuto. Ahorra tiempo y evita errores con SumUp Facturas.

Saber más